;
;

Articulos


Sistema digestivo y cólicos equinos
Compartir
Alternate Text

El sistema digestivo equino

¿Sabemos cómo funciona el sistema digestivo equino? ¿Qué son los cólicos, cuáles son sus síntomas y cómo podemos evitarlos?
Hoy vamos a tratar sobre un tema que nos preocupa a todos y más cuando se trata de la salud de nuestro caballo.
En primer lugar, hablaremos sobre los conocimientos básicos del sistema digestivo equino. Posterior, que son los cólicos, cuáles son sus síntomas y finalmente como podemos evitar que esta patología se desarrolle en nuestro animal.
Sistema digestivo

Los caballos son herbívoros, no rumiantes y monogástricos. El sistema digestivo de estos animales es muy complejo.
Los caballos se nutren de heno, alfalfa y pastos de calidad. Siempre que se requiera de mayor energía, también de cereales. El estómago de éste, proporcionalmente es muy pequeño. Sin embargo, el intestino delgado y el grueso son muy largos, por lo que puede haber cierto desequilibrio en lo que se digiere a comparación lo que se come.
Entre el esófago y el estómago hay un esfínter denominado, `asa muscular de los cardias´, que es totalmente fuerte en el caballo. Esto es lo que impide el retrógrado del alimento de estos animales, es decir, el vómito.
¿Qué es un cólico?
¿Cuáles son sus síntomas?


Un cólico es un dolor agudo que proviene de la cavidad abdominal.
Existen dos tipos de cólicos.
Cólico verdadero:
Este se da cuando el dolor abdominal puede deberse a alteraciones en el aparato digestivo del caballo, específicamente en el intestino delgado y el colon.
Cólico falso:
Sin embargo, éste ocurre cuando el dolor proviene de otros órganos, como son el hígado, el riñón o incluso el útero (en el caso de las yeguas). Dependiendo la situación, resulta difícil saber con exactitud el origen o el foco de este dolor.
Los síntomas del cólico en un caballo obtienen diferente grado, pero no siempre se asemeja a la intensidad del dolor que este percibiendo el animal, esto siempre dependerá del carácter de cada caballo. Vamos a describir generalmente los síntomas de estos, dependiendo el grado de cólico en el que esté sufriendo el caballo:
Dolor leve:
El equino se mira los flancos, escarba el suelo y se estira. En ocasiones, puede mostrarse inapetente, juega con el agua y la comida pero no la ingiere. Puede mostrarse más tiempo de lo habitual tumbado en el suelo e incluso puede mostrarse tembloroso. A veces, levanta el labio superior, denominado el Reflejo de Flehmen.
Dolor moderado:
El caballo en estas ocasiones, se muestra más inquieto, también se mira los flancos, pero se da patadas contra el abdomen. Normalmente adoptan una postura de cuclillas y se revuelcan por el suelo.
Dolor grave:
En este caso la agitación del caballo es mucho más fuerte, por lo que el animal puede relinchar, dejarse caer al suelo, sudar en abundancia o incluso mostrarse muy violento.
En caso de observar los síntomas anteriormente citados, no dudes en ponerte en contacto con tu veterinario, el cual te hará una serie de preguntas sobre las costumbres del animal y comportamiento que está tomando para poder acercarse más al diagnóstico.
Abdomen hinchado.
Fiebre, esto indica infección o inflamación.
Hipotermia, posiblemente estado de shock.
Frecuencia respiratoria y cardíaca elevada
Color de la mucosa oral, más pálida de lo normal.
Habitualmente, para diagnosticar un cólico, se realiza un sondaje nasogástrico. Se introduce un tubo a través de los ollares que conduce hasta el estómago, con la finalidad de tomar una muestra del contenido gástrico para un posterior análisis y para descomprimir el órgano, previniendo así la rotura de éste.
Dependiendo la situación, es necesario realizar otro tipo de pruebas, así como una analítica sanguínea o una punción del abdomen, tanto para la extracción del líquido para la obtención de una muestra, como para la eliminación del gas. También podrían realizarse radiografías y ecografías.
Tratamiento

Estos consejos te vendrán bien para que los sigas hasta que llegue tu veterinario.
Hazle caminar despacio, siempre y cuando lo acepte, esto favorecerá la motilidad intestinal y la expulsión de gases, así aliviándole el dolor. Ten cuidado con los objetos que tengas a tu alrededor, evita que pueda golpearse y así no lesionarse.
No realices ejercicios bruscos con él.
No le permitas beber ni comer.
Finalmente, no utilices ningún tipo de medicamento sin el consentimiento de tu veterinario, ni intentes realizar un sondaje gástrico ni una punción.
Prevención de cólicos equinos:
Es importante que la mitad de la ración de comida de tu caballo esté compuesta por forraje, y la otra mitad de pienso.
No alimentar al caballo o darle de beber justo después de realizar ejercicio.
Evitar atracones de paja y la ingestión de arena.
Revisar sus dientes cada 6 meses también es importante.
Rectitud

La rectitud consiste en que los posteriores sigan la misma línea que trazan los anteriores. Aunque esto no es así de manera natural, debido a que todos los caballos tienen una curvatura natural que hace que los pies trabajen de manera desigual. Este punto de la escala de entrenamiento es muy importante para la salud física de nuestro caballo, ya que consiguiendo una buena rectitud en los tres aires hará que todos los grupos musculares trabajen por igual y evitaremos lesiones. Si aún no tenemos mucha sensibilidad encima del caballo, es muy útil tener espejos en la pista para poder verificar la rectitud al menos durante el lado largo.
En caso de que no podamos poner espejos, tendremos que notar que ambos lados de nuestra cadera están a la misma altura. De no ser así, querrá decir que nuestro caballo va torcido. Al principio nos podremos ayudar de la pared para “apoyarnos” sobre ella y buscar la rectitud. Cuando ya la hayamos conseguido, podremos plantear ir separándonos y haciendo líneas centrales o líneas ¾
Es habitual que al galope (sobre todo en la transición trote-galope) los caballos metan la grupa hacia dentro. Será conveniente que prestemos especial atención en estos casos y poner más firme la pierna interior y la rienda exterior (aunque mantengamos las ayudas del galope: pierna exterior atrás, pierna interior en la cincha y ligera incurvación al interior).
A pesar de que subamos en la escala de entrenamiento, deberemos de tener en cuenta y dominados los pasos anteriores para poder seguir avanzando de manera correcta.
Muchas gracias por leer este post, en caso de tener cualquier duda no dudes en contactar conmigo a través de los comentarios. No olvides ver nuestro catálogo de equitación.
;